domingo, 28 de junio de 2009

Anuncio de las muñecas Blythe - Año 1972



HISTORIA DE LAS MUÑECAS BLYTHE:



Las Blythe son muñecas originarías de EE.UU que se vendieron en 1972 con escaso éxito porque, aunque parezca ilógico y tratándose de una muñeca, su desproporcionada cabeza y enormes ojos asustaban a las niñas. Los creativos de la Compañía Kenner se inspiraron en la obra de la pintora Margaret Keane cuyos cuadros se caracterizan por presentar figuras de niños y mujeres con los ojos desproporcionadamente grandes.

Pero, como todo lo que esta destinado a triunfar finalmente triunfa, después de 30 años y gracias a la empresa japonesa Takara (que adquirió los derechos de su fabricación y empezó a fabricarlas de nuevo), es que podemos conocerlas y disfrutar hoy de ellas. Las Blythe se han convertido en las muñecas de moda del planeta Tierra, cuestan una pasta y no es nada fácil encontrarlas, en síntesis: un puro objeto de deseo.

Fabricadas en Japón, las auténticas Blythe nacen registradas y cada una de ellas posee un número de serie independiente., Ello hace del mito Blythe una auténtica comunidad de muñecas inimitables, todas ellas únicas e irrepetibles, con un precio altísimo. Son verdaderamente caras; las puedes encontrar desde € 200 hasta los € 4000, y más todavía si hablamos de una Blythe vintage o de edición limitada.

Han llegado a ser tan difícilmente inimitables, aunque proliferan sus emulaciones —las Dollfie son una de ellas— que se convirtieron en modelos de fotógrafos y grandes diseñadores de la alta costura, como Valentino, Gucci, Prada, Dolce & Gabanna, Dior y mi admirada Sonia Rykiel.

Parece increíble pero es lo mas verosímil del mundo porque las Blythe son excesivas, chic, diferentes y, como no podía ser de otra manera, japonesas.

Blythe vintage

Lo mejor de las muñecas es que son 100 % customizables y adaptables, lo que quiere decir que sus ojos cambian de color, su pelo se puede teñir y cortar, podemos cambiar su ropa, su maquillaje, etc., porque cada modelo es única. Con el tiempo, debido a la identidad que le brindas al juguete, llega a reflejar la personalidad y gustos del dueño; pueden mutar en todo lo que a ti se te ocurra, hasta en ti misma.

Gina Garan es la fotógrafa encargada de publicar exitosos libros sobre las Blythe que se venden como caramelo en todas las librerías de diseño del planeta. Todo comenzó cuando le regalaron una Blythe y la utilizó como modelo y musa de sus fotos. Garan se ha convertido en la "representante artística" de este juguete tan anhelado por mi y seguramente atesora una gran cantidad de Blytes en su casa y en su estudio de Nueva York.

Garan, creó y publicó varios libros, todos ellos fruto de su pasión poco convencional hacia las muñecas Blythe. Los dos volúmenes mas exitosos son This is Blythe, con fotos de Garan (Chronicle Books, 2000), un libro divertido y de pequeño formato donde se pueden apreciar varías e imaginativas fotografías, todas ellas de una impecable imagen y calidad. En él se puede ver a las muñecas posando en situaciones simples y simpáticas de la vida cotidiana; paseando por una galería de arte, caminando por la playa en una tarde de sol de un intenso color naranja, etc. En todas sus páginas se percibe la expresión de estar ante una ingenua e inocente muñeca.

El otro fascículo, publicado en una edición más grande y lujosa que la anterior, se titula Blythe Style (Chronicle Books, 2005) y está constituido por fotografías de Garan. En este volumen se recopilan fotos de alta costura y moda vanguardista, posee abundantes ilustraciones dedicadas a los diseñadores Issey Miayke, Isabel Toledo, Sonia Rykiel y Fendi, entre otros, y la Blythe aparecen aquí como una peculiar, inconfundible y sofisticada modelo.

Blythe Style se ha convertido en un catálogo de moda y muñecas de lujo y lo más llamativo del tema es que gracias a él la Blythe se transformó en un icono de actualidad, nuevas tendencias y modelo publicitario por la cual se llegó a pagar la suma de 10.000 dólares.

Los dos trabajos de Garan causaron un instantáneo éxito de ventas logrando que las Neo Blythe se convirtiera en un objeto de veneración y culto por el que muchas personas están dispuestas a pagar grandes cantidades de dinero; realmente un verdadero fenómeno.


En 2008, en el Museo de Arte Contemporáneo Unión Fenosa - Macuf de A Coruña, se presentó la exposición "YO, BLYTHE. Vidas de plástico", formada por más de 100 muñecas originales: casi 50 Blythe de stock y más de 60 Blythe custom.

La Comisaria de la muestra, Clara Rodríguez Cordeiro, comentó lo que significaban las pequeñas japonesas de plástico: "con el resurgir de la fabricación de Blythe en Japón, en el año 2001, se produjo un giro creativo que la transformó de producto industrial a objeto artístico, de musa fotográfica a protagonista. Menos de 30 cm. y un cuerpo de plástico que se ha convertido en soporte artístico de múltiples creadoras y creadores, nos adentraremos en un universo diferente, en el que la imaginación, es la única norma."

"La exposición Yo, Blythe. Vidas de Plástico pretende no ser tan sólo el recorrido de una muñeca a lo largo de su historia sino una invitación a conocer todo un movimiento artístico ajeno al circuito tradicional del mundo del arte… y a la vez comunicado con el mismo; una llamada de atención sobre el giro artístico realizado".
Yo, Blythe. Vidas de Plástico - Museo de Arte Contemporáneo Unión Fenosa - Macuf

Durante el período que permaneció abierta la exposición se realizaron varias actividades para dar conocer el fenómeno Blythe en mayor profundidad, se brindaron conferencias, talleres de customización, costura, guía de fotografía para Blythe, mercadillo y diferentes actividades didácticas, aptas para todos los públicos con el aforo repleto durante todas las jornadas.

Poseer una Blythe es equivalente a permanecer en Nunca Jamás, es poseer un ente de plástico dispuesto a hipnotizarte cuentas veces quieras. Lo único que le falta, verdaderamente, es hablar.

Por eso Blythe es la que hace de mí, porque existe una conexión entre la personificación de la muñeca y la mujer.

No hay comentarios: